Elísabet Benavent se trasladó a Madrid después de terminar sus estudios y publicó su primer libro en la capital española: En los zapatos de Valeria. Estamos en el año 2013, y ella todavía no sabe que le seguirán tres episodios más de la saga, y que más de quince años después, además de un éxito literario en forma de ficción, llegará a la pequeña pantalla. El 8 de mayo, Netflix publicará la serie inspirada en sus novelas, en la que participó como asesora creativa.

La escritora es una apasionada de la ficción, al igual que las actrices Silma López, Diana Gómez, Paula Malia y Teresa Riott, que interpretan a los cuatro personajes principales. Esto ha contribuido a que haya pasado cierto tiempo desde que se publicaron las novelas, en parte porque sus personajes beben por sus propias personalidades y las de sus amigos.

Gómez es el responsable del nacimiento de Valeria, por lo que alaba el hecho de que “fue capaz de pensar muy bien en el momento decisivo en el que se encuentra”. Es una niña que pronto cumplirá 30 años, y en ese momento tiene que empezar a tomar decisiones porque ve que la forma en que ha organizado su vida no funciona. Porque la autora, su intérprete, “lo hizo muy bien”. Este perfil es un poco soñador, porque al final, es una romántica desesperada que creció con las novelas de Jane Austen y sueña con escribir la gran novela”.

Fuente: Ecoteuve.es

La producción de la serie la llevó a revivir el proceso de “desapego” al que fue sometida cuando la serie fue lanzada: “Es como cuando liberas un libro, tienes que aprender a desprenderte del personaje. Al principio cuesta un poco más porque dices “es mi hija”, pero luego deja de ser tu hija y se convierte en la hija de mucha gente. Lo que la calma de todos modos es ver que “la serie conserva el espíritu, la esencia” de los libros, que era “lo más importante” para ella. Por eso, aunque es consciente de que “no puede llover para el placer de todos”, no “pensó demasiado” en las posibles críticas de los fans de la novela. “Estoy naturalmente preocupada de que les guste”, admite sin embargo.

Cuando Benavent escribió la saga, vio Sexo en Nueva York en la televisión y las chicas que también sirven de referencia para la ficción en sí, pero mezcladas. El escritor terminó con el “reclamo” del primero y el “punto de referencia” del segundo: “Siempre he querido relacionar lo que vamos a soñar con ciertas cosas con las que tal vez no vivamos en nuestras vidas”.

Preguntada sobre la posible etiqueta de ser entendida como una serie “para chicas”, la escritora defiende que “no cree en las diferencias de género según haya literatura o series para mujeres o para hombres”. En este caso, ¿cuál sería la de los hombres? Creo que estoy mirando a todos ellos. Benavent dice que “cualquiera puede acercarse al contenido de Valeria”. Verá parcelas con las que podrá identificarse, divertirse y hablar”.

Los cuatro amigos están acompañados por Víctor y Adrián como protagonistas. “Como en la vida real, tienen un papel fundamental que desempeñar”, dice el autor. El primero los describe como “un hombre muy ideal, un poco como un animal mitológico y emocionalmente inaccesible”. El tipo de hombre con el que todos hemos soñado, que piensa que vamos a cambiarlo y que se va a enamorar de nosotros”. Por otro lado, Adrián es “el confiable, el romántico, el artista, el fotógrafo, que tiene una visión diferente, tal vez más convencional del mundo”. Especialmente cuando se trata de relaciones.

“Los problemas económicos y laborales, tener un trabajo que no te gusta porque tienes que llegar a fin de mes, tener una relación estable y conocer a alguien más” son algunos de los temas de las novelas que se han llevado a la pantalla, aunque algunos aspectos necesitan ser actualizados.