El ex marido de Makoke y la modelo Marta López hace no muchos días que fueron de viaje al sur de España, tras lo cual hemos sabido una verdad oculta de la influencer que nos ha sorprendido mucho.

Kiko y su actual pareja decidieron embarcarse en unas mini vacaciones de fin de semana hasta Granada, dónde visitaron al padre de ésta e hicieron turismo por la ciudad. Tras ello, regresaron a Madrid para retomar el ajetreo de su vida diaria, y ha sido ahí cuando Marta ha querido sincerarse sobre algo de su pasado.

marta lopez y kiko matamoros
Fuente: Instagram

López acostumbra a subir videos y publicaciones a sus redes sociales, y en esta ocasión quiso permitir a sus followers que le hicieran preguntas que ella iría respondiendo, muchos le preguntaron sobre sus proyectos de futuro con Matamoros, sus cirugías o su infancia.

La joven confesó que tenía muchas manías, pero que es algo que venía arrastrando de cuando era pequeña, pero que ha ido disminuyendo con el tiempo pues:

De pequeña era muy maniática, era una cosa loca … Además cosas rarísimas. Mi madre me tenía que pasar una coca cola helada porque no podía dormir con la almohada caliente o también dejar la puerta entornada pero a un nivel extremo, podía estar minutos cerrando y abriendo la puerta.

Ahora, parece ser que las ha superado en su mayoría, pues como ella misma ha relatado:

La madurez me ha regalado el no tener ninguna manía… creo.

Además, el otro tema estrella fue su vínculo con el padre de Diego Matamoros, pues al preguntarle qué era lo que más y menos le agradaba del hermano de Coto dijo:

Es muy muy cabezón. Me encanta lo culto que es, lo inteligente …. y lo bien que me trata.

marta lopez alamo
Fuente: Instagram

Finalmente, también añadió que en el día a día con Kiko había surgido el tema de las manías, y que cuando le narró sus vivencias en este tema, él no podía evitar reírse a carcajadas con las anécdotas, pasando un buen momento.