Aunque la joven Rocío Flores está tratando de llevar una vida lejos de las preocupaciones, parece que no le será tan fácil.

Ahora ha salido a la luz un nuevo escándalo, que afecta a un miembro de la familia, y que no hace más que empeorar las cosas ya que se junta a los conocidos problemas de la joven con su madre, Rocío Carrasco.

Debido a la cercanía de edades, Rocío, José Fernando y Gloria Camila siempre han permanecido juntos con un vínculo que tras la muerte de Rocío Jurado, se fortaleció.

Gloria Camila y Jose Fernando
Fuente: Lecturas

Rocío Flores está preocupada por la salud de alguien cercano

Esta persona no es otra que su tío José Fernando, quien lleva años en tratamiento en la Clínica San Juan de Dios de Ciempozuelos, debido a su drogadicción y a sus problemas de comportamiento. El objetivo de que se encuentre en dicha clínica es de que algún día se recupere totalmente y vuelva a hacer una vida normal con su familia.

En un inicio todo el mundo estaba convencido de que el joven terminaría recuperando por completo su salud mental, pero nada más lejos de la realidad, todo parece indicar que ahora sus familiares están muy preocupados por las recientes malas noticias que afectan a la clínica.

De hecho, son tan graves que se han recibido numerosos informes sobre la mala atención que se le presta a los pacientes de la clínica y que no se les proporcionan las condiciones higiénicas mínimas necesarias. Y no sólo eso, sino que recientemente se ha rumoreado sobre los familiares de uno de los pacientes quienes habrían presentado una demanda al centro por malos tratos.

Fuente: Google

Como es de esperar, la hija de Rocío Carrasco está más que angustiada porque no saben cómo se encuentra José Fernando realmente, ya que sólo se le permite recibir una visita cada muchos meses, y para colmo no puede hacer ninguna llamada, por lo que desconocen cómo se encuentra realmente.

Flores está preocupada por su salud y su bienestar, ya que todavía no están seguros de que estas acusaciones sean reales o no. Aunque algo sí está claro, y es que Rocío no descansará hasta que sepa la verdad sobre la clínica.