Las disputas ente la familia de Rocío Jurado siguen a la orden del día, y aunque alguno de sus miembros prefieren no responder a las acusaciones de otros, mandan mensajes subliminales a través de cosas tan simples como unas prendas de vestir.

Tras las últimas declaraciones de Amador Mohedano para Sábado Deluxe y las palabras de Gloria Mohedano a través de una llamada telefónica, ambos criticando el comportamiento de su sobrina tras la muerte de su madre; y, también para con sus hijos David y Rocío Flores, Carrasco no ha querido quedarse atrás.

Amador Mohedano
Fuente: Telecinco

Aunque la hija de Pedro Carrasco no es dada a informar sobre sus aspectos más personales, ante las provocaciones de ciertos familiares en público, no ha podido evitar mandar un mensaje encubierto.

En su aparición en el especial sobre Ángel Nieto en Lazos de Sangre, aparecía con una prenda perteneciente a Rocío Jurado, y espetaba:

Era de mi madre, más o menos de los años 67 ó 68.

Con ello, remarcaba que su progenitora la había dejado a ella como heredera universal de todos sus bienes, y a nadie más, y que esa había sido su voluntad desde un principio. Además, sin ella no hubiera tenido voluntad, el museo en honor a la cantante no hubiera podido efectuarse.

Rocío Carrasco
Fuente: RTVE

Por ello se cree que, Carrasco escogió adrede ese vestido para salir en televisión, mandando una clara misiva a sus parientes y reforzando su posición, ya que, aunque no se ha pronunciado sobre el tema, parece que le es indiferente lo que piensen de ella, y más aun cuando llevan años con controversias y haciendo comentarios críticos sobre las decisiones que toma en su vida y respecto del haber hereditario.

Rocío decidió años atrás que su única familia era Fidel Albiac y hasta el momento así se ha mantenido, incluso dejando a un lado a sus hijos, con quienes no tiene prácticamente relación desde el año 2012.