En los últimos meses se han comentado muchas cosas a cerca de Rocío Carrasco, y aunque ella no ha salido a desmentir o a afirmar cuáles eran o no ciertas, de lo único que se tiene constancia fidedigna es que la hija de Pedro Carrasco y Rocío Jurado no mantiene relación con sus hijos y se dedica a interponer procedimientos judiciales a diestro y siniestro.

Durante este tiempo, ha sido Antonio David Flores, su ex marido, quién se ha encargado de desvelar algunas de las verdades de Carrasco y su pareja Fidel, pues él ha sido durante años el que más ha tenido que tragar con las actitudes de ellos.

Destapada la situación legal de Rocío Carrasco

carrasco
Fuente: Europa Press

La prensa se hace eco de cada rumor o noticia que pueda estar relacionada con Albiac y Rociíto, y gracias a las pistas que numerosos rostros famosos dan en televisión, como Flores o Amador Mohedano, las habladurías no cesan.

En los pasillos de las cadenas todo se sabe por lo que, los programas del corazón no tardaron en conocer la última derrota judicial que ha sufrido la madre de David y Rocío Flores.

Esta vez ha sido Mónica Vergara para Castilla La Mancha Televisión quién ha conseguido sacar la exclusiva en forma de reportaje, y es que en días anteriores el Juzgado de Violencia de género de Alcobendas desestimaba las pretensiones en forma de denuncia que Rocío había efectuado, a lo que la periodista añadía:

El procedimiento que pusiste en marzo de 2020 te lo han denegado, ahora te va a tocar pagar los gastos judiciales, ya perdiste a tus hijos por este tipo de cosas, ¿de verdad te sale rentable en lo personal seguir actuando así? …

Y es que, como Vergara a señalado la situación no es nada fácil para ninguno de los implicados, pues se ven envueltos en haz de tiras y aflojas constantes a los caprichos y rabietas de una persona adulta, y que además se declaró insolvente hace años para no afrontar las posibles consecuencias que pudiesen sucederse de sus constantes demandas ante los Juzgados.

Semanas atrás la revista Lecturas ya señaló cómo, se apuntaba a que Rocío y Fidel perderían su hogar si no pagaban la deuda que mantienen con el fisco público relativa a los impuestos de ambos, y como el espectáculo artístico que ellos estaban promocionando no está funcionando por las restricciones en materia de aforo, no tienen ingresos con los que pagar.