Los últimos meses están siendo especialmente duros para Belén Esteban, pues a la preocupación sobre la pandemia por el coronavirus, ya que ella es de alto riesgo y Miguel trabaja en el sector sanitario, lo que la hace estar más concienciada en este tema, se ha unido las malas noticias sobre uno de sus negocios.

Como muchos sabrán, Belén lleva años colaborando con ciertas empresas de renombre para promocionar sus productos o servicios, lo que le reporta grandes beneficios anuales, pero para este año la madrileña quería tomar un rumbo distinto a lo que venía efectuando y se puso manos a la obra.

Belén Esteban casi en bancarrota por uno de sus negocios

Esteban estaba entusiasmada con hacer algo desde cero, un producto que fuera sólo de ella, con el que pudiese prosperar económicamente y que le hiciese sentirse orgullosa, por lo que cuando le dieron la idea de regentar una web de venta de productos online, la blonda quedó maravillada.

A principios de este año, la madre de Andrea Janeiro publicitó la que era su nueva pasión, una página de venta de productos de decoración para el hogar, en la que para comenzar vendían cuatro clases de velas aromáticas con aspecto elegante y presentación muy cuidada, y decía:

Estoy contentísima de poder enseñarnos la primera edición de artículos para el hogar, con los que podéis llevar a casa una parte de mi personalidad.

Pese a que al principio no disponían de una gran variedad de productos, la idea inicial era ir añadiéndolos conforme avanzasen las semanas, sin embargo sus planes se fueron al traste con la llegada del Covid 19.

Como le ha sucedido a muchos empresarios en nuestro país, la tertuliana no ha sido una excepción al descenso de ventas producido en los meses siguientes al estallido del virus, lo que ha provocado que incluso haya tenido que reducir en un tercio los precios, ya que los menos económicos que antes rondaban los 40 €, ahora valen al rededor de 15 €.

Belen Esteban
Fuente: Informalia – elEconomista.es

La Princesa del Pueblo no quiere darse por vencida, ya que tenía todas sus esperanzas depositadas en este proyecto, pero todo indica a que terminará siendo un desastre, pues las pérdidas económicas comienzan a hacer mella en los balances, por lo que no puede evitar estar triste.