Atrás quedan los problemas entre la esposa de Ortega Cano y la sobrina de Gloria Camila en Supervivientes 2020. No obstante, una nueva traición de Ana María Aldón hacia la hija de Antonio David podría estar apunto de cambiarlo todo de nuevo.

Desde el inicio del concurso han tenido sus más y sus menos

La hija de Rocío Carrasco fue la primera en alegrarse por la asistencia de Ana María Aldón al concurso de supervivencia. Pero no todo iba a ir tan bien como esperaba ya que después de algunas semanas en la isla de Honduras, Rocío Flores sintió que la mujer de Ortega Cano la había traicionado, al no defenderla de sus terribles enfrentamientos con Yiya. La joven se sintió traicionada de tal forma que el vinculo que las unía parecía desvanecerse para siempre.

Esta complicada situación fue mejorando a lo largo de las semanas, sobretodo desde que viven juntas en la misma playa, incluso se podía decir que si relación estaba mucho más fortalecida que antes, pero en las últimas horas ha visto la luz cierta información que ha vuelto a poner todo patas arriba. Al parecer, Ana María Aldón ha traicionado de nuevo a la joven ya que ha hablado de una tema sagrado para ella: Rocío Carrasco.

La última traición de Ana María Aldón a Rocío Flores

Ha sido Fani la que no se ha callado lo más mínimo y ha decidido hablar de sus ex-compañeras del reality. La más que conocida participante del anterior reality, La Isla de las Tentaciones, dijo el sábado pasado que Ana María le dijo en Honduras que Rocío Flores está aprovechando las conexiones en vivo para hablar de su madre y aumentar el interés mediático que genera este asunto.

“Exagera todo sobre su madre porque sabe dónde está”, dijo Fani.

Pero no sólo eso, sino que además cree que la reacción de Rocío Flores fue totalmente exagerada y fuera de lugar cuando se enteró de la situación que vivía España por culpa de la pandemia del coronavirus.

Pero no solo eso, sino que Fani además afirmó que la hija de Antonio David nunca habla de su madre fuera de las cámaras. Algo que contrasta con esa “tremenda preocupación” que parece sentir por ella.