La Princesa del pueblo siempre ha querido mantener a su hija alejada de los medios, pues sabe que todo tiene un precio, y esta vez ella misma ha sido quien ha tenido que rectificar.

Cuando Janeiro era pequeña siempre la protegió de los focos de los paparazzis y al ser mayor de edad se fue a estudiar y vivir a Londres, quería seguir siendo anónima y era el mejor consejo que su madre le había podido dar. Su madre que lleva muchos años trabajando allí, sabe bien el precio de la fama; todo se sabe, lo bueno y lo malo, y es un alto coste a pagar.

Belén Esteba y Andrea Janeiro
Fuente:
El Español

Debido al aislamiento Belén tuvo que seguir trabajando desde casa con una nueva sección de cocina, claramente no tenía un camarógrafo en su vivienda, sino que era ella misma quien debía grabarse y demás. Por ello, y como su marido se encontraba trabajando, decidió que sería Andrea quien hiciese esta función ya que se maneja muy bien con la tecnología.

Sin embargo, lo que era una simple ayuda de la muchacha a su progenitora, se ha malinterpretado cómo el inicio de su carrera en el medio, y ha provocado constantes cuchicheos sobre Andrea.

Por ello, la ex gran hermana ha relevado de su puesto a la hija de Jesulín y ha puesto a su marido en esos menesteres, evitando que todo ese flujo de rumores acerca de su queridísima hija se frene.

Belén Esteban
Fuente: Telecinco

Belén no estaba dispuesta a que siguiese así el tema, no quiere ver a su hija en la pantalla pequeña, y aunque es consciente de que ha sido por su culpa, ha corrido a solucionar el tema antes de que se le fuera de las manos. Ni siquiera le hace mucha ilusión cuando se nombra fugazmente a Andreíta en su programa, así que mucho menos que se especule con su futuro, por lo que así pretende cerrar el tema y que ninguna cadena o revista esté interesada en perseguirla.