El Ayuntamiento de Madrid desplegó el martes un cine portátil para intentar entretener a las personas confinadas en sus apartamentos, como parte del plan de contención para combatir la propagación del nuevo coronavirus.

Una enorme pantalla de doble cara montada en una furgoneta recorrió uno de los barrios céntricos de Madrid justo después del atardecer, tras los aplausos diarios de los socorristas.

En la céntrica Plaza Tirso de Molino, decenas de vecinos aprovecharon una templada tarde de abril para ver algunos episodios de la serie Amor moderno con Anne Hathaway.

El proyecto comenzó el 13 de marzo y se espera que continúe hasta que se hayan visitado los 21 barrios.

España tiene actualmente 172.541 personas infectadas con el nuevo coronavirus, con 18.056 muertes, según la Universidad Johns Hopkins.

Para la mayoría de las personas, el nuevo coronavirus causa síntomas de leves a moderados, como fiebre y tos, que desaparecen en dos o tres semanas.

Para algunos, especialmente los ancianos y las personas con problemas de salud, puede causar enfermedades más graves, como la neumonía y la muerte.