Desde que comenzase el presente año, el consejero delegado de Mediaset ha constatado cómo el papel de Belén Esteban ante los medios ha ido decayendo de forma estrepitosa en los últimos años, cosa que sólo ha hecho más que acentuarse recientemente.

Hace 3 años atrás, la propia Princesa del Pueblo anunciaba que dejaba de hablar de la familia Janeiro por exigencias de su primogénita, y desde aquel momento su figura televisiva ha estado de capa caída, pues precisamente hablar de este clan es lo que le había hecho tan conocida.

Belén Esteban dubitativa sobre su futuro en Sálvame

esteban
Fuente: Mediaset

La mujer de Miguel Marcos se pasó más de dos décadas dialogando ante las cámaras de los platós sobre su vida en común con Jesulín y los problemas que tenía con él por culpa de su falta de preocupación para con la hija que tienen en común, Andrea.

La actual vida apacible y sin relatar los pormenores de su vida diaria en constantes rifirrafes ha provocado que, la audiencia ya no esté tan pendiente de la de Paracuellos del Jarama cómo solían hacerlo, pues aunque la blonda sigue siendo objeto de actualidad ya no acoge tanta audiencia como antes.

Belén creyó que si quedaba embaraza rápidamente de su nuevo esposo y vendían la noticia a la prensa todo acabaría en un pequeño bajón de unos meses, pero el año se está finalizando y no ha logrado cumplir esta meta, por lo que en vistas de sus negativos números en el share Paolo Vasile le ha hecho una oferta.

belen
Fuente: Telecinco

No obstante, el plan para reavivar su posición pasa por aceptar un careo con María José Campanario y Jesulín de Ubrique, sus eternos enemigos, y las personas a las que prometió a su hija que no volvería a mencionar, y aunque le han dicho que de comprometerse a llevarlo a cabo le pagarían una fortuna, no hay nada seguro aún, pues implicaría traicionar a su retoño.