La hija de María Teresa Campos aunque lleva muchas décadas en televisión, nunca olvidará los malos tragos que sufrió en sus comienzos por las críticas hacia una parte concreta de su aspecto físico.

Una joven Terelu se adentraba en la pantalla pequeña en los años 80, aprovechando el tirón mediático de la matriarca del clan Campos, hasta afianzarse en los programas del corazón más visto del país.

Terelu Campos
Fuente:
Valdivia y Armijo

Durante todo este tiempo, los cánones de belleza iban variando conforme las modas avanzaban, aunque algo que se ha mantenido es la cuestión de la belleza e higiene bucodental. Mantener la dentadura impoluta es casi imposible, a las numerosas enfermedades que hacen que se marchite visiblemente hablando, hay que añadir el desgaste normal de las capas de esmalte, u otros elementos que hacen que el conjunto dental no se ve tan bien.

Al comienzo de su despegue a televisivo, Terelu no tenía lo que podríamos denominar una dentadura impoluta, muy al contrario, se notaba descuidada. Podemos observar en numerosas imágenes del momento que, la muchacha tenía dientes demasiado alargados, espacios interdentales visibles y una capa amarillenta que deslucía su aspecto general.

Su sonrisa distaba mucho de la que ella quería conseguir, y decidió que ese aspecto había que cambiarlo pues no quería resaltar por algo tan negativo a tan pronta edad. Aunque no se sabe con certeza el procedimiento al que se sometió, pues nunca ha querido revelarlo, éste fue gradual, y en redes sociales se rumorea que han sido las prótesis dentales quienes salvaron su aspecto.

Sea como fuere, bien mediante dentaduras postizas de alguna clase u otras técnicas, lo importante es que la hermana de Carmen Borrego consiguió mejorar ese defectillo que la mantenía en vilo en el pasado, consiguiendo que nadie se fijase en eso y llamar la atención por su buen trabajo y no por algo físico como una mala dentadura.