En los últimos años, Cristina Pedroche ha optado por llevar un estilo de vida más saludable, ahora llevar una alimentación más controlada, sana y equilibrada, a lo que ha unido su reciente descubrimiento de amar el deporte, y en concreto, el yoga.

Todo esto le ha ayudado a mantenerse en mejor forma física lo que ha repercutido en su salud general, aunque ello no supone que de vez en cuando se de algún que otro festín, pues es usual verla disfrutar de comidas totalmente innovadoras en su canal de cocina con David Muñoz.

El vicio de Cristina Pedroche que le ha traído consecuencias

Ver esta publicación en Instagram

En el yoga como en la vida todo va poco a poco…🙏🏽❤️

Una publicación compartida de CristiPedroche🦋 (@cristipedroche) el

Gracias al trabajo de chef de su esposo, Cristina prueba a menudo manjares inolvidables y futuristas, aunque eso no supone que no le gusten las comidas sencillas, tradicionales y con aires caseros de toda la vida.

Hace tan sólo unos días, Pedroche subía una historia a su Instagram en la que se le veía disfrutar como una niña de las castañas que David le había traído horas antes y ahora le estaba asando con todo su cariño.

david muñoz
Fuente: Instagram

Este fruto seco es un alimento muy sano, pero en grandes cantidades puede resultar algo indigesto, tal y como le sucedió a la encargada de dar las campanadas de fin de año, y ella misma lo hizo saber a sus seguidores a través de su perfil en la red social mencionada.

cristina pedroche
Fuente: Instagram

Al final, la modelo terminó descansando en el sofá de su nueva casa por que le empezaron a dar retortijones y calambres en el estómago de la cantidad de castañas que había ingerido, y es que ella sabe que por mucho que le encanten debe controlarse porque le pasan estas cosas, pero simplemente no pudo resistirse en esta ocasión.