Según el Centro Europeo para la Prevención y el Control de las Enfermedades, el 20% de los infectados en España son profesionales de la salud.

En comparación, en Italia el porcentaje es del 10%, mientras que en China es del 3,8% y en los Estados Unidos del 3%.

El Ministerio de Salud dijo ayer que el número total de infecciones en este grupo es de 35.295, 940 más que el jueves.

Además, 37 profesionales de la salud han perdido la vida debido a la pandemia en España hasta ahora.

En cambio, Italia sólo cuenta con 18.000 profesionales de la salud que han dado positivo en el examen de COVID-19, casi la mitad del número de su vecino mediterráneo.

Según la Organización Médica Colegial (OMC), estas cifras son el resultado de la falta de “medidas de seguridad esenciales” que deberían haber “salvaguardado la salud de los profesionales”.

Un portavoz de la OMC dijo: “No había máscaras para los trabajadores. Cuando entraron, muchas de ellas eran defectuosas.”

“En ese momento, todavía no había habido una prueba para todos los médicos y profesionales. No se puede hacer frente a una epidemia de esta magnitud en estas condiciones”.