Después de que se conociera la noticia de el inminente noviazgo entre Ana Soria y Enrique Ponce, días después de anunciar el divorcio del torero con Paloma Cuevas, muchos han vertido críticas a la pareja por la enorme diferencia de edad entre ambos.

Ellos son plenamentes conscientes de que existe todo una brecha diferencial entre ellos, pero sí dos personas se aman tanto, qué más dará cuantos años los separen, mientras sean felices nada más importa, o al menos eso es lo que ellos piensa, como dijo Ana.

Sin embargo, lejos de calmarse la rumorología respecto a ellos, la cosa no ha acabado y junto a otras polémicas surgidas a su alrededor, la gente sigue cuestionando su unión por el tema de la edad. Ello ha provocado que, el diestro haya querido mandar un mensaje subliminal en sus redes sociales.

Un amor contra viento y marea

Ponce subió una imagen de sus manos en forma de corazón bajo el manto del cielo azul, pero lo más llamativo fue la canción que acompañaba la instantánea, pues escogió ‘Jóvenes eternamente’ de Pol 3.14. Claramente, un mensaje indirecta para aquellos que los incordian con su odio por la diferencia de años entre ellos.

Sin duda, la pareja está en su mejor momento, pues se les puede ver paseando junto con numerosos gestos de cariño constantemente, incluso piensa casarse en cuanto les sea posible e irse a vivir juntos a una nueva vivienda que Enrique está construyendo en el exclusivo enclave madrileño de La Finca.

Enrique Ponce
Fuente: Instagram

Aunque esta vez la modelo no lo pudo acompañar a su último viaje de trabajo, él no olvidó realizar su particular gesto de buena suerte antes del comienzo de la corrida, y que consiste en dibujar en el albero una “A”.

El aprecio que se tienen llega hasta tal punto que, mientras su hogar se termina han pensado en trasladarse temporalmente a Almería, dónde ella reside y así poder disfrutar de más tiempo juntos.