La Princesa del Pueblo lleva muchos años con un puesto asegurado en Telecinco, pues en los más de 20 años que lleva frente a las cámaras, se ganó un hueco en la vida de los telespectadores, pues aunque algunos la tildasen de chabacana, la mayoría del público la veía real por su cercanía al pueblo llano.

Sin embargo, en la actualidad han surgido algunos rumores de que la madre de Andrea Janeiro estaría viendo su silla en Sálvame comprometida en los últimos meses, por lo que se teme que finalmente acaben relegándola de sus funciones.

Belén Esteban mira cómo su carrera se desmorona a pasos agigantados

Belen Esteban
Fuente: La Vanguardia

Todo comenzó con el hecho de que, la de Paracuellos del Jarama hace varios años decidiera no hablar más de Jesulín de Ubrique por una promesa que había efectuado con su primogénita, y que implicaba callarse cuando hablasen de esta familia, y hasta ahora lo ha venido cumpliendo. En ese momento, sus followers bajaron un poco, pero se mantuvo en un buen nivel.

Este año, como Esteban se quedó 100 días en su vivienda por el coronavirus, producción le preparó una sección de cocina para que la llevase ella sola, y ahí se vio el gran deterioro de este personaje público, pues la cadena esperaba eclipsar a sus competidores con Belén en la pantalla, pero acabó siendo todo un error. Obtuvieron menos audiencia que en mucho tiempo, y la cosa ha ido a peor desde entonces.

Tanto es así que, en su vuelta de vacaciones en septiembre, ha vuelto como si se tratara de alguien más, y no cómo solían hacerlo, con una parte del espacio sólo para ella, dónde pudiera esparcirse sobre cómo había estado durante su descanso.

Si a esto le sumamos que, en general Sálvame está perdiendo muchos adeptos que se marchan a ver el nuevo programa presentado por Roberto Leal en Antena 3, Pasapalabra, podemos cerciorar muchas de las señales que indicarían que Belén Esteban no pasa por un buen momento.

Finalmente, la ex gran hermana ha sido muy criticada por mostrarse sin protección junto a unos familiares en Tenerife, y aunque ella se disculpó asegurando que todos estaban sanos y que se habían sometido a pruebas con antelación para no ponerse en riesgo, ha dejado a la audiencia con los ánimos crispados.

Sin duda, si juntamos todas estas cosas, podemos observar cómo Esteban está de capa caída, por lo que ya se apunta a que terminará marchándose dentro de poco o incluso que la terminarán echando porque claramente, Telecinco es una empresa por lo que no va a pagar un sueldo astronómico si no obtiene rentabilidad de ello.