Desde el momento en que se le pidió a Belén Esteban que formara parte de la nueva sección, la madre de Andrea Janeiro se negó categóricamente para no tener que enfadarse por la mención de su familia en televisión, porque como muchos saben, ni su hija Andrea ni Miguel querían ser caras conocidas.

Su rechazo hacia esa idea fue aún más fuerte cuando vio que un compañero, Antonio David Flores, empezó a contar cosas de su pasado que eran privadas hasta ese momento, y ella no quiere verse en esa situación.

Andrea Janeiro y Miguel Marcos
Fuente: ABC.es

La madre de Andrea Janeiro se encuentra ante una decisión difícil

La princesa del pueblo siempre ha dejado claro que su familia no se toca, y todavía menos cuando es una petición expresa de parte de ellos para evitar ser perseguidos por los medios de comunicación.

En el caso de su hija Andreíta, quería alejarse tanto de los focos de atención que prefirió mudarse al Reino Unido cuando cumplió la mayoría de edad para vivir en una residencia mientras estudiaba para convertirse en técnico de sonido, porque sabía cómo actúan los periodistas y les resultaría caro seguirla.

Por otro lado, su pareja Miguel Marcos simplemente pide que le den su espacio para poder hacer vida con normalidad, y la de Paracuellos ya ha advertido varias veces al programa que no se le moleste porque no pertenece a este mundo de famosos.

Sin embargo, la dirección sigue insistiendo en que Belén ceda, y ya le han dado un ultimátum, porque le han hecho saber que si no quiere formar parte de él, no debe hacerlo, pero que eso supondrá una reducción de su salario.

Pero quien conoce a Belén Esteban sabe que no cede ante presiones de nadie por lo que se mantiene firme en su decisión, y si tiene que dejar Sálvame llegado el momento, lo hará a pesar de los 11 años que lleva trabajando trabajando allí.