En el año 2011, varios colaboradores del programa que conduce Jorge Javier, se vieron afectados por una demanda que les interpuso Carmen Lomana por injurias y calumnias, y lejos de haber acabado la situación ahí, el conflicto aún persiste.

Lomana se sintió agraviada con los comentarios de Kiko Matamoros, Mila y Belén, a quienes decidió interponer un procedimiento judicial, ganándolo.

El fallo judicial disponía un resarcimiento económico a favor de Carmen de 30.000€ por parte de Matamoros y Esteban, cada uno, y 60.00€ de Ximénez. Ellas pagaron con prontitud, lo de él aún queda en el tintero.

Kiko Matamoros
Fuente: Telecinco

En una reciente colaboración del hermano de Coto para el programa de Emma García, éste comentaba el comportamiento nada cívico de otra celebridad, y claro, la ex superviviente no pudo quedarse callada. A través de sus redes quiso comentar lo irónico de la situación, pues se atrevía a juzgar a otros cuando él aún no había abonado ni un céntimo de su deuda con ella.

Al enterarse de los comentarios de la aristócrata el padre de Diego Matamoros no pudo contenerse y clarificó que, todo era fruto del enfado de Carmen pues como aún no le ha llegado el momento de pago por las deudas que tiene él con Hacienda y habló de que ella se saltó el confinamiento.

Además, quiso aprovechar y clarificar que él le debe 30.000 €, no 50.000€, y que si no le ha pagado es porque en ese momento se le decretó un embargo del fisco español de 1.200.000€, de los cuales en dos años ha liquidado bastante, pues sólo le restan 700.000€ a pagar; y que, su deuda va después que la del Estado pues así se establece en la ley, no siendo algo que él haya elegido, a lo que quiso apuntillar:

Tenlo por seguro. No tengas prisa que no creo que te mueras antes que pague yo a la Agencia Tributaria.

Finalmente, quiso advertirle que:

Voy a hacer lo mismo que hiciste tú. Por decir: ‘De padres cerdos hijos marranos’ me condenaron a pagarte 30.000 euros, tú por llamarme impresentable no sé si me van a dar 3.000, pero te voy a denunciar.

Estamos seguros que este rifirrafe no va a quedar así, pues ambos son impulsivos y les cuesta mantener la compostura cuando les buscan las cosquillas, estaremos bien atentos a nuevas discusiones entre ambos.