La madre de Andrea Janeiro tuvo que reinventarse durante el aislamiento con una nueva sección, y hace sólo unos días, a Belén le sucedía algo inesperado durante ella.

Esteban está incluida por su insulinodependencia como sujeto de alto riesgo, y eso le llevó a tener que estar en su hogar durante muchos días. Claramente no podía acudir a las inmediaciones para grabar así que, desde producción le dieron la opción de protagonizar una sección culinaria.

Ella aceptó encantada, y durante semanas nos ha preparado diferentes platos, unos más acertados que otros, e incluso nos había dado algún susto, como cuando se le olvidan ingredientes o ha de improvisar porque la receta no le sale bien.

Lo que nunca había sucedido era que no elaborase nada para ese espacio, como sucedió hace unos días. En esta ocasión la ex gran hermana no quiso complicarse con sartenes, salsas, ni masas, y fue a tiro hecho, y sugirió a los espectadores leche con galletas para merendar.

Padilla que se encontraba en plató, no pudo evitar sobrecogerse, ya que como más tarde explicó le repugna esa mezcla de elementos, y acabó casi arrojando y exclamando lo siguiente:

¡Uy qué fatiga me entra! No puedo ¿Eh?.

Esta vez todos salieron mal parados, la pobre Belén se llevó un disgusto por las críticas al plato por su simpleza, y Paz tuvo malestar el resto de la tarde debido al menú del día.