En los muchos años que lleva frente a las cámaras la madre de Andrea Janeiro, ha aprendido a que hay veces que mejor callarse por mucho que le cueste, y es que sabe que hay ciertos temas que le van a perjudicar más que dar seguidores, así que prefiere guardárselos para su intimidad.

Belén es conocedora de lo mal que van sus índices de popularidad en los últimos meses, y cada vez que ha protagonizado una disputa en el plató ha salido perdiendo pues le emergían más enemigos y detractores, por lo que su alternativa pasa por mantenerse en silencio si algo ve que no le va ayudar, aunque eso no le ha impedido mojarse en ciertos temas.

El último cabreo de Belén Esteban en directo

jorge javier
Fuente: Telecinco

Por ello, cuando hace unos días trataban la entrevista de Corinna Larsen para un medio de prensa escrita, ella supo que mejor se apartaba y dejaba a sus compañeros parlamentar extensamente sobre la cuestión, ya que ella es una fiel defensora del Rey Emérito Don Juan Carlos e iba a tener algún enfrentamiento.

No obstante, sus planes fallaron pues cuando Jorge Javier se dio cuenta de que estaba escondiendo la cabeza bajo el ala, comenzó su particular ataque verbal contra ella, y acabó diciéndole:

Deberías dejar tu título de Princesa del Pueblo a otra persona, porque si no vas a hablar tampoco de ellos…. Ve y habla con dirección para programar tu abdicación y dejar una sucesora.

Esteban comenzó a sentirse incómoda ante las palabras de reproche del que en otro momento fue un gran amigo, y acabó por contestarle casi a los gritos lo siguiente:

Yo nunca me denominé así, el título me lo dio la gente con mucho cariño, sólo ellos me lo podrían quitar, aparte tu ya me lo arrebataste en una discusión así que déjame tranquila y olvídate de ceremonias por que no pienso hacer nada de eso.

Sin duda, Belén acabó muy enojada por los comentarios hirientes y malintencionados del presentador, y es que en los últimos meses no paran de protagonizar desencuentros que terminan así, y que haya insinuado que su puesto lo iba a ocupar otra compañera no le ha sentado nada bien.