Hace unos pocos días, La Princesa del Pueblo volvía a reafirmar que para ella lo más importante en esta vida es el bienestar de sus seres queridos, pues no quiere más que ellos puedan estar felices, y por ello decidía no contestar a las palabras que Laly Bazán había vertido contra ella.

Belén no va a traicionar la confianza de Andrea por nada del mundo, y es que ella lo tiene muy claro, su hija es lo primero siempre y si ella le pide que no se hable de nadie del entorno de los Janeiro para evitar roces Esteban lo cumplirá a rajatabla aunque tenga que morderse la lengua.

Las lágrimas de Belén Estaban con lo que dice María Patiño sobre Andreíta

esteban
Fuente: Mediaset

La mujer del conductor de transporte sanitario Miguel Marcos, se limita a escuchar atentamente las declaraciones de Bazán y en cuanto la presentadora sustituta del programa vespertino le dio paso para que diese su opinión, se limitó a decir lo siguiente:

Me pongo mala… Ellos no saben la suerte que tienen, porque si por mí fuera se les caería la cara de vergüenza, pero no lo hago.

Tras estas palabras, Carlota asentía a modo de aprobación del comportamiento de la mediática y añadía lo siguiente:

Tiene mucha suerte por la primogénita. Tú estás súper orgullosa de ella, ¿no?.

La de Paracuellos del Jarama no podía admitir otra cosa con su gesto que efectivamente era así, y es que no es para menos pues hemos de recordar que, la hija mayor de Jesulín de Ubrique pudo optar por la vía fácil de acudir a los platós y revistas hablando mal de su progenitor o simplemente vivir del cuento, pero no fue así, si no que ella quiere ser una persona anónima y labrarse su futuro alejada de todo ese mundillo.

maria
Fuente: Telecinco

Sin embargo, segundos después se vivió un momento raro en las instalaciones, pues María Patiño cogió el turno de palabra y dijo mirando a la cara a Belén:

Lo más alucinante de todo es que la persona a la que nos estamos refiriendo respeta y no le gusta que se metan con él. De verdad, es que es de sentirse tan orgullosa de una persona así, con cero rencor, cero resentimiento, con ninguna gana de pasar factura a nadie. Eso es impagable. Te juro que me pongo de rodillas con los niños así.

Una muy emocionada Esteban le daba las gracias a su colega de profesión y amiga por sus bonitas palabras en directo hacia su hija, y agregaba:

Mi hija me puso en mi sitio el día que me case con Miguel, con las palabras que me dijo. Tanto a mí como a mi familia. A su yaya, sus tíos, sus tías… y a mi marido. Con eso es con lo que yo me quedo.

Al parecer, la joven de 21 años reconoció en el enlace de sus últimas nupcias maternas a través de un emotivo discurso la gran labor que Belén había llevado con ella haciendo de padre y madre a la vez, luchando por ella cada día, y dejando que creciese apartada de todo lo malo que las rodeaba, y las palabras de María no hicieron más que sacar a relucir esos sentimientos sensibles.