El estadio de Barcelona será nombrado oficialmente por primera vez en sus 63 años de historia, después de que el club anunciara su intención de vender los derechos de la próxima temporada y donar lo recaudado a la caridad y a la lucha contra el coronavirus.

Camp Nou, se convirtió en el nombre de facto del estadio del Barça después de su inauguración en 1957, que posteriormente fue aprobado por un referéndum de los miembros. Ahora recibirá un apellido, ya que el club busca un patrocinador para 2020-21, un primer paso para vender los derechos de denominación, ya que comienza la construcción de un nuevo estadio de 105.000 asientos, que espera tener terminado en el mismo lugar dentro de cuatro años. El actual Camp Nou es el mayor estadio de fútbol de Europa.

El FC Barcelona ha anunciado que transferirá los derechos de propiedad a la fundación benéfica del club, que gestionará el proceso. Esperan encontrar un patrocinador en las próximas semanas y planean donar parte de los fondos recaudados a organizaciones benéficas involucradas en la investigación de Covid-19. Otras organizaciones benéficas, seleccionadas por el patrocinador y la fundación, también se beneficiarían. El acuerdo durará un año, tras el cual continuará la búsqueda de un titular permanente. El estadio de Barcelona nunca ha tenido un título, y mucho menos uno comercial.

Esta decisión recuerda a la decisión del Barca de nombrar a Unicef como su primer patrocinador de camisetas en 2006. En lugar de ser pagado, el club contribuyó con 1,6 millones de euros al año para llevar el nombre de Unicef, lo que permitió un lanzamiento sin problemas de patrocinios comerciales a partir de entonces, empezando con la fundación de Qatar y luego Qatar Airways.

Barcelona dijo que el plan estaba en consonancia con su afirmación de ser “más que un club” y que esperaba “crear una ola de esperanza para los millones de personas de todo el mundo que están sufriendo esta pandemia”. Una declaración describió esto como una “crisis mundial sin precedentes” en la que Barcelona debe “asumir sus responsabilidades”.

“Estamos muy satisfechos de poder avanzar con esta iniciativa, que ofrece algo tan emblemático como el nombre de nuestro estadio, para que instituciones, organizaciones, empresas puedan sumarse y contribuir así a la lucha contra el Covid-19, ya que su inversión se destinará a financiar proyectos de investigación sobre la enfermedad y proyectos que trabajen para su erradicación para mitigar sus efectos”, dice la declaración.