Desde que Kiko Hernández apareciera por primera vez en la pantalla pequeña de la mano de Gran Hermano 3, el tertuliano de programas del corazón siempre ha querido mostrar su cara más ardua, con una fachada de tipo duro que no tiene remordimientos a la hora de atacar a una persona aunque la conozca.

A pesar de que de vez en cuando Kiko muestra su corazón, con una faceta más tierna y bondadosa, esa es la tónica general de su comportamiento en público, incluso se podría decir que este es el personaje que él mismo ha construido frente a los focos.

El gran error de Kiko Hernández que le pone en la cuerda floja

kiko hernandez
Fuente: Mediaset

Así mismo, ha Hernández le gusta estar en el centro de atención de todos los focos y malmeter a sus compañeros, le agrada estar en una especie de rifirrafe constante, por lo que cuando escoge su “víctima” no para con ella hasta que ve que el tema no tiene más jugar que sacar.

Eso es lo que sucedió hace unos días cuando, fruto del enfado que tiene con la mayor parte de los integrantes de la familia de María Teresa Campos, y aprovechando la intervención que estaba efectuando dialogando sobre ellas, quiso arremeter contra la hija de Terelu por descalificarlo en Viva la Vida y de paso despotricar contra Carmen Borrego como viene siendo habitual en las últimas semanas.

Sin embargo, el padre de Jimena y Abril sobrepasó ciertos límites de la moral, pues una cosa es defenderse con argumentos y otra muy distinta, ponerse a verter sapos y culebras contra alguien que no está presente en ese momento para defenderse, por lo que sus palabras hirientes sobre Borrego no hicieron ninguna gracia a la audiencia.

Y es que, el público del programa ya no va a tolerar este tipo de actos tan agresivos por su parte, parecen estar hartos, y a través de las redes sociales han manifestado su disconformidad, y entre la mayoría de los mensajes destacan aquellos que dicen:

Eres una persona muy cruel.

kiko
Fuente: Twitter

Por su parte, las Campos tampoco están dispuestas a pasarle sus comentarios y viéndose apoyadas por los telespectadores han comenzado a atajar el tema en el espacio en que colaboran, por lo que a Kiko no le ha quedado otra opción que pedir disculpas públicamente, pero habrá que esperar para ver si eso es suficiente para que las aguas se calmen.