Durante varias jornadas, Jorge Javier Vázquez ha interrogado a Anabel Pantoja sobre cómo estaba viviendo el drama familiar que rodea a su tía y primo, pero todo ello sin fruto pues la colaboradora prefería mantenerse al margen.

Al principio pareció que, por miedo a molestar a alguien del entorno la ex gran hermana prefería callar y agachar la cabeza que ponerse frente a los focos a cuestionar a alguien de su familia, pero eso cambió hace un par de días.

Anabel Pantoja en su momento más duro

anabel
Fuente: Telecinco

Unos pocos días atrás, Anabel conectaba en directo con Sálvame diario para trabajar, y como era de esperar Jorge Javier volvía a insistir con el ánimo de ver si la andaluza afincada en Canarias cedía a sus deseos y comentaba algo, aunque fuese mínimamente.

Ese día Pantoja quiso sincerarse y dijo:

Lo que está pasando es algo muy fuerte, tengo un nudo en la garganta todo el tiempo. Tengo bastante dolor por todo esto, me está afectando física y mentalmente, e incluso he llegado a barajar el irme de la tele ante el panorama familiar.

Así mismo, la sobrina de Isabel Pantoja aclaró lo siguiente:

El día que mi primo encontró las cosas de su padre escondidas en Cantora, el bajó todo descompuesto a donde yo estaba hablando con Irene, le dijo que no se encontraba bien y que se iban ya, ninguna sabíamos que sucedía. Horas más tarde supe que había hablado con mi tía y pensé que no era nada importante.

Al parecer toda la familia era ajena a que las cosas “perdidas” de Paquirri seguían en las inmediaciones de la finca familiar, y sólo la cantante conocía su paradero, por lo que comprende que todo lo que está sucediendo es por las mentiras que Isabel dijo a Kiko en el pasado.

Finalmente, aseguró que tenía una conversación pendiente con Chabelita cuando saliera del reality por sus palabras, pero que de momento iba a seguir con la tónica general de mantener muda para no echar más leña a fuego, pues bastante les va a costar reponerse de estos sucesos, pero que ella no se va a elegir en qué bando estar puesto que los quiere a los dos.