La mítica presentadora de Telecinco no es muy dada a revelar aspectos personales de su vida, pero unos días atrás pudimos ver parte de su hogar a través de televisión debido a un descuido de la misma.

Su programa demostró ser uno de los más completos a la hora de informar a la audiencia durante la crisis sanitaria por el covid 19, aunque ella misma ha dicho que le hubiera gustado poder transmitir más en esos momentos, pero no se podía porque era un tema desconocido, muy sensible y que debían tratar con la mayor delicadeza posible.

Ana Rosa Quintana
Fuente: Mediaset

La profesionalidad de Ana Rosa Quintana es una de sus mejores cualidades, por lo que cuando el médico le mandó reposo porque sufría afonía, no dudó en entrar en directo al programa y aclarar la situación.

Lujos comedidos dentro del hogar de la familia Quintana

Fue en ese momento cuando, por primera vez vimos los elementos que conforman la vivienda de la periodista.

La retransmisión se produjo en la sala de estar, por lo que aparte de los muebles, pudieron observarse las obras de arte y otros elementos decorativos que Quintana habían escogido, siendo estos los que más llamaron la atención de la audiencia.

Todos ellos demostraban que, la escritora tiene un sentido del gusto excelente, combinando colores vivos con más sobrios consiguió darle calidez a ese habitáculo, y podía verse que no repara en gastos en cuanto a ello cuando algo de verdad le agrada.

Ejemplo de ello son los precios de alguna de las cosas, así por ejemplo, la lámpara de mesa ronda los 140€, el sillón unos 1.000€ y los pufs unos 250€, por lo que se ha gastado una verdadera fortuna si tenemos en cuenta que los cuadros debieron costarle un buen pellizco.

Ana Rosa
Fuente: Telecinco

Sin embargo, todo esto entra dentro de la moderación si tenemos en cuenta que la Ana Rosa lleva muchos años cobrando un excelente sueldo en televisión y que su marido también es empresario de una multinacional.