Hace unos días que Kiko H. se hacía cargo de conducir el programa líder de las tardes de Telecinco, y allí daban una primicia acerca de unos famosos españoles que los dejaba en muy mal lugar.

Al comienzo del espacio ya anunciaban que, era una de las exclusivas con más repercusiones que habían podido lograr hasta el momento y que al contrario que en otras ocasiones, tenían pruebas.

Como relataban en las redes sociales del programa, había tres toreros muy conocidos vistos en un escándalo que involucraba luchas entre aves. Esto es, se les había localizado durante el curso de unas peleas ilegales de gallos.

Pese a las imágenes que cercioraban la identidad de los diestros en el lugar, desde producción telefoneaban a varios de los implicados para que dieran su versión. Así por ejemplo, Juan José Padilla comentó que para él se trata de un hobbie, parta de su cultura, pero que en ningún momento se hacen apuestas ni nada por el estilo.

Por su parte, otro torero implicado, conoce de primera mano lo que es sufrir las represalias de la opinión pública, ya que tiempo atrás elogió los resultados de Vox en Andalucía, tras lo cual se vieron grafitis en los muros de su vivienda amenazándole. Por ello, temen que con su participación en este espectáculo, las cosas se vuelvan a torcer para Morante, quien ya ve como los haters le apedrean públicamente en las redes.

Al tratarse de una actividad no legal, y haber pruebas de ello, las asociaciones animalistas se han puesto en marcha denunciando los hechos, y pretenden que todos los asistentes al acto tengan consecuencias legales graves.

Juan José Padilla
Fuente:
El Plural

Aunque aún habremos de esperar para saber qué envergadura alcanzan las mismas, lo que sí está claro es que la mayoría de la opinión pública considera que es una actividad deleznable y que no se puede permitir que este tipo de situaciones se sigan produciendo.