Después de todas las críticas que estaban vertiéndose contra la hija de Pedro Carrasco en los últimos tiempos por su nula relación con sus hijos, le ha salido un apoyo espontáneo en un rostro conocido.

Con la participación de Rocío Flores en un concurso de supervivencia, se reabrían muchas heridas sin sanar en la familia de Rocío Jurado.

Amador Mohedano
Fuente: Telecinco

Así por ejemplo, unos fines de semana han pasado desde que Amador Mohedano anunciase que su sobrina había intentado quedarse con más de lo que le correspondía de la herencia de la cantante.

Sin embargo, ni Fidel ni Rocío van a dejar el tema pasar, y ya han interpuesto un procedimiento judicial con él por sus palabras.

En medio de toda esta trifulca, se ha alzado una voz, la de Kiko Jiménez quien ha defendido a Carrasco. El joven dijo que a través de su relación con Gloría Camila, pudo conocer más del tema y que no está de acuerdo con la posición de la familia, y pese a que habría firmado un pacto de silencio con Ortega Cano, se habría armado de valor para dar su opinión.

Kiko dice entender que la primogénita de Jurado no quiera reencontrarse con su prole, pues ellos mismos han dicho que para ellos Olga, la pareja de Antonio David, es su madre.

Para él, es imperdonable que Rocío Flores dijera en antena esas palabras, y comprendía el actuar reacio de la hermana mayor de José Fernando durante estos años pasados.

Kiko Jimenez
Fuente: Mediaset

Pese a estas declaraciones, la realidad parece otra porque antes de que Olga asumiera el papel de madre, ya existía una mala relación entre madre e hijos, que sólo hizo que empeorar con los años, y la actitud de no hablar de Carrasco sólo ha hecho que ensalzar las voces en su contra.