Si por algo se caracteriza Belén Esteban es por su tesón y constancia cuando se propone algo, y ahora tiene en marcha un nuevo proyecto personal que le podría reportar grandes beneficios económicos.

Como la propia Belén narró a su vuelta al plató, para ella los más de cien días que tuvo que pasar encerrada en su vivienda, se le hicieron un mundo, pues aunque estaba disfrutando de la compañía de Andrea Janeiro, su marido Miguel se mantenía distanciado por segura ya que trabaja como conductor de ambulancias.

Por ello, ahora que han vuelto a retomar su vida de recién casados, la de Paracuellos del Jarama está muy feliz. Pero, esa alegría también se debe a que pronto cerrará un capítulo triste y doloroso.

Una nueva oportunidad de ganar más de medio millón de euros

La ex gran hermana, que ahora es dueña de la morada que fuera de Toño Sanchís, pretende venderla antes de que acabe el mes. Tal es así que, ya ha encargado a una empresa una reforma valorada en 50.000€ pues, su ex representante la había abandonado llena de desperdicios de comida, enseres viejos y pintadas.

Pese a la inversión, Belén está segura de que se venderá en un abrir y cerrar de ojos, y su meta es que se consiga deshacer de ella en sólo 30 días, aunque sabe que es un plazo difícil de lograr.

En todo este proceso, tanto Miguel Marco cono Andreíta le han apoyado en toda sus decisiones, pues tras años de una lucha encarnizada en los tribunales quieren pasar página cuanto antes.

La inmobiliaria encargada del asunto de la compraventa, le ha asegurado que recuperará si duda todo el montante que desembolsó tanto para obtenerla a través de subasta como para mejorarla, y que mínimo obtendrá unos 700.000 €.

Belén Esteban
Fuente: Telecinco

Sin lugar a equivocación, es un buen negocio, y Esteban está pletórica de poder estimular otra rama empresarial inaudita para ello, pero aún más de venderla y obtener ganancias con ello.