El Gobierno no mueve su calendario previsto para activar el Artículo 155 de la Constitución

Quedan 72 horas para detonar el 155, a Rajoy no le vale la evasiva de Puigdemont

El Gobierno no mueve su calendario previsto para activar el Artículo 155 de la Constitución mientras no reciba una respuesta válida al requerimiento enviado el pasado miércoles por La Moncloa al President de la Generalitat. Este lunes en respuesta a la contestación evasiva de Puigdemont, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha vuelto a exigir al president que dé una respuesta clara y sin dobleces antes de que finalice el segundo plazo, este jueves a las diez de la mañana.

 

"Se le pide claridad. El Gobierno espera que antes del segundo plazo el señor Puigemont responda con la claridad que los ciudadanos le exigen y el estado de derecho requiere. El plazo comienza a contar", subrayó, antes de advertir: "está en su mano evitar nuevos pasos".

 

Sobre la oferta de diálogo propuesta por Puigdemont en su burofax, la vicepresidenta advierte de que "no se puede hacer un llamamiento al diálogo cuando no se quiere hacer los mismo con la oposición al Parlament de Cataluña". "El diálogo no se exige, se practica".

 

Sáenz de Santamaría aclaró que la activación del Artículo 155, "no es para suspender el autogobierno, sino para reestablecer la legalidad y el ejercicio de la autonomía de acuerdo con la Constitución y el Estatut".

 

Por su parte, Mariano Rajoy en su carta de respuesta asegura al president de la Generalitat que "aún tiene margen para contestar de forma clara y sencilla" al requerimiento del Gobierno acerca de si la pasada semana declaró o no la independencia. Tras recalcar que se trata de una "aclaración absolutamente necesaria", advierte de que si no apuesta por recuperar la normalidad y lealtad institucional, será "el único responsable de la aplicación de la Constitución", en alusión al 155.

Regresar al inicio