La inseguridad jurídica generada por el desafío de la Generalitat provoca unos riesgos que las multinacionales de Estados Unidos no están dispuestas a asumir.

Multinacionales de EEUU avisan: Pueden dejar sus sedes en Cataluña en 24 horas

Asociaciones que agrupan a ejecutivos de multinacionales de EEUU y Alemania avisan de que tendrán que tomar decisiones, si el Ejecutivo catalán consuma la actual violación de la legalidad en Cataluña.

Jaime Malet, presidente de la Cámara de Comercio de EEUU en España, aseguró ayer que "montones de empresas dejarán su sede en Cataluña para evitar cualquier situación de ilegalidad". En su asociación se agrupan las principales multinacionales de EEUU con filiales en España y Malet asegura que muchas de ellas disponen de "un plan de contingencia, de un botón rojo, para poder cambiar de sede en 24 horas".

"Los cuarteles generales de las grandes empresas de EEUU preguntan qué está sucediendo con Cataluña y es muy difícil la explicación. Pero no es sólo su caso. La información de que hay preparativos para cambiar de sede por si se produce un escenario indeseado no me llega sólo de multinacionales, también de empresas grandes o medianas con sede en Cataluña", asegura Malet.

En la Cámara de Comercio de EEUU en España despachos de abogados están ofreciendo asesoría legal para poder activar cambios de sede prácticamente inmediatos. La Ley de Sociedades Anónimas reformada por el ministro de Economía, Luis de Guindos, permite cambios de domicilio social con el simple acuerdo del consejo de administración, sin necesidad de esperar juntas de accionistas, recuerda Malet.

Es una advertencia clara de cambio de sede no sólo en caso de declaración unilateral de independencia, sino de intentos de la Generalitat de imponer una legalidad distinta de la del Estado. "Las empresas no aceptarían pagar el Impuesto de Sociedades a la Agencia Tributaria Catalana", pone como ejemplo Malet que también declara que el intento de cobrar impuestos al margen del Estado “sería una línea roja” para estas multinacionales.

El presidente del Círculo de Ejecutivos alemanes, Albert Peters, también informa de que sus asociados tampoco aceptarán ilegalidades. "Creemos en la economía catalana, pero lo más importante para nosotros es el respeto a la legalidad, al Estado de Derecho", afirma Peters.

Regresar al inicio