Carlos Bautista Ojeda es un médico de familia de un centro de salud de Málaga que ha arrasado en Facebook tras denunciar públicamente su situación laboral.

El doctor se queja de su “acelerada” jornada laboral en la que ha tenido que visitar a más de 60 o 70 pacientes.

Carlos Bautista ejerce como médico de atención primaria en Málaga, y ejerce además como persona valiente y comprometida al denunciar lo que la mayoría de profesionales calla. Y no, no es un reproche al resto de sus compañeros, porque como bien señala el doctor Bautista, también ellos tienen familias que mantener e hipotecas que pagar.

El reproche es para todos esos políticos que, sabiendo que están jugando con algo tan valioso como la salud; con la vida ajena (con la muerte ajena), tienen la absoluta desvergüenza de inducir a una mala praxis médica por la vía coactiva a los profesionales que dedican su vida a cuidarnos.

Ojalá nos mostremos merecedores del esfuerzo y compromiso de las personas que como Carlos (junto a otros tantos profesionales) se la juegan por hacer lo correcto.

En las imágenes, difundidas por la plataforma sanitaria ‘Basta Ya’, el médico explica que la Junta de Andalucía no cubre los puestos necesarios para asegurar una sanidad de calidad y que tiene que hacerse cargo de sus pacientes y de los de “un compañero que está jubilado desde hace muchos meses y que la Junta no sustituye; los de una compañera que lleva un año de baja porque está malita y que la Junta tampoco cubre; y pacientes de un compañero que está con sus justas vacaciones”.

El médico aclara que son la una del mediodía y aún tiene que comer algo y dirigirse al cónsul hasta las ocho de la tarde. "Y no tenemos derecho a quejarnos ni a decir la verdad. Pues la verdad es que esta Sanidad que están haciendo es una Sanidad con unos resultados obscenos. A lo mejor son unos resultados muy buenos económicamente, pero desde el punto de vista sanitario son terroríficos porque hemos visto a los pacientes deprisa y corriendo para hacer el trabajo tan abrumador que nos ponen a los médicos en Andalucía", advierte.

Regresar al inicio