El equipo legal italiano pide la pena de cárcel de diez años y la custodia permanente

Según ha informado el diario ‘El País’, la defensa legal italiana de Francesco Arcuri -condenado a tres meses de prisión en 2009 por maltrato- encabezado por Bruno Poli, ha iniciado una batalla con el fin de encarcelar a su ex pareja Juana Rivas, y de que esté lo más lejos posible de sus hijos. Poli dice que según la justicia italiana, «la denuncia contra la madre por sustracción de menores», cuya pena máxima es «de cuatro años de cárcel y suspensión de patria potestad». No bastaría con esto, ya que, «están preparando otro procedimiento que no sería el de sustracción de los niños, sino el de su secuestro». La pena de cárcel ya no sería de uno a cuatro años, sino de uno a diez.

Los abogados italianos lucharán por una custodia permanente para Arcuri, así como modificar su derecho de visita -de ilimitado a que solo pueda verlos en Italia y en presencia del padre-. De momento, tiene la guardia y custodia provisional. 

 

Según Poli, «esto se debe a la manifiesta peligrosidad de que la señora Rivas pueda volver a secuestrar a los niños». También se le requerirán 500 euros mensuales a Rivas en concepto de manutención de los dos hijos menores de edad. La custodia y manutención se discutirán en el juicio previsto para el día 31 de octubre en Italia. La defensa de Juana Rivas ha presentado una demanda a la justicia italiana con el fin de establecer una comunicación diaria entre la madre y sus hijos a través de Internet. 

Francesco Arcuri quiere encarcelar a Juana Rivas y pide la custodia de sus hijos
Regresar al inicio