Doce guardias civiles han resultado heridos por manipulación accidental de un arma oficial en el transcurso de un Curso de Adiestramientos Especiales con vistas a una selección de personal para la Unidad de Acción Rural en Logroño.

Los disparos los originó accidentalmente un instructor que dirigía las prácticas. El hospital afirma que todos los heridos "están fuera de peligro".

Doce guardias civiles han resultado heridos por manipulación accidental de un arma oficial en el transcurso de un Curso de Adiestramientos Especiales con vistas a una selección de personal para la Unidad de Acción Rural en Logroño.

El suceso ocurrió en la tarde del viernes, cuando los agentes, dentro de unas prácticas habituales de este curso, sufrieron "heridas de impacto de proyectil o de esquirlas por rebote" en las extremidades inferiores, según ha informado hoy la Guardia Civil, en una nota.

Los disparos los originó "accidentalmente" un instructor del Centro de Adiestramientos Especiales (CAE) que estaba dirigiendo las prácticas y simulacros de reacción de los alumnos.

Los heridos fueron trasladados en ambulancias asistenciales de los servicios de urgencias y otros en vehículos propios de la Guardia Civil al Hospital San Pedro de Logroño.

Tras las primeras actuaciones médicas, cuatro de los heridos fueron dados de alta en la noche de ayer por presentar "heridas superficiales de pequeña entidad".

Los restantes ocho guardias civiles quedaron ingresados en este centro hospitalario y tres requirieron una intervención quirúrgica, según las mismas fuentes, que han recalcado que "todos están fuera de peligro". Según ha informado el Hospital San Pedro, los heridos ingresados evolucionan favorablemente, aunque no se espera que hoy sean dados de alta.

La Policía Judicial de La Rioja ha abierto una investigación en relación con este suceso, ocurrido en el Polígono de Experiencias para Fuerzas Especiales de la Guardia Civil (PEFE), en las proximidades de Logroño.

Doce guardias civiles heridos en un curso de tiro
Regresar al inicio