Una catarata de críticas cae sobre "Mad in Spain" y su presentador Jordi González por tratar el atentado de Barcelona como un "Salvame" más.

Jordi González convierte el atentado de Barcelona en un 'Salvame'
Este verano Mediaset haciendo gala de orginalidad ha tratado de recuperar el programa Moros y Cristianos que durante años fue un éxito, una especie de debate que tenía más de gallinero arrabalero que de mesa donde compartir ideas. Eso es básicamente Mad in Spain con Jordi González y Nuria Marín al frente del circo.
 
Este domingo cualquier cosa que tuviesen preparada para los telespectadores se quedó guardada en el armario para aprovechar (como no) la actualidad del atentado que golpeó Barcelona y Cambrils y centrar todo el programa en estos hechos.
 
Por supuesto, lo último que se podría esperar por el plató de Mad in Spain es alguien ni remotamente parecido a un experto en terrorismo o en islamismo radical, o sea que los rostros habituales en cualquiera de las peleas barriobajeras a que nos tiene acostumbrados Telecinco, un Alfredo Urdaci reconvertido en mamporrero del PP a tiempo completo que consiguió incluso que le llamaran (y con razón) taliban por su empeño en comparar islam con terrorismo y para "templar" el debate y darle "altura" Pilar Rahola, Cristina Tárrega, Ana Samboal, Cristina Fallarás o Lucía Etxeberría que no defraudan allá donde se las coloque.
 
A modo de expertos estaban Houssein Ouriachi con el aval de que profesa el Islam ¡!, además del coronel Antonio Baños o el periodista Eric Frattini, habitual corresponsal en Oriente Medio.
 
Pero no iban a ser estos últimos quienes llevaran el peso de un programa por el que se dejaron ver y escuchar algunos dirigentes políticos como Inés Arrimadas o la alcaldesa de Barcelona Ada Colau.
 
El gran asunto en cuestión llegó con Urdaci, Rahola y González enzarzados en una discusión casi sin fin. El motivo eran las declaraciones del conseller de Interior del Govern catalán, Joaquim Forn. Eso unido a la decisión de la CUP de no asistir a un homenaje porque acude el rey Felipe VI fue el gran conflicto de la noche.
 
Poco o nada iba a sacar en claro el espectador sobre el origen de ISIS, las mezquitas salafistas de Cataluña o cómo se logró abatir a los terroristas. Eso sí, voces y enfrentamiento político iba a contemplar a granel.
 
 
Suscríbete, comenta y comparte. ¡Gracias! :-)
Síguenos en  FACEBOOK TWITTER
Regresar al inicio