Fueron madres entre junio y agosto del año pasado y se incorporaron a trabajar cuando terminó su permiso de maternidad, ya arrancado el curso 2016/2017, unas en septiembre, otras en diciembre, con un matiz: no pudieron cubrir una vacante y les tocó hacer una sustitución. Es el matiz que las ha dejado sin cobrar julio y agosto.

 

"Mis compañeras sí están cobrando el verano porque les dieron una vacante", asegura Leticia que reconoce que "si no hubiera sido madre no estaría en esta situación". En su caso, dio a luz a finales de agosto del año pasado y se incorporó a las aulas en diciembre. "En la Dirección de Área Territorial de Madrid Capital me dijeron que no podía ocupar una vacante precisamente porque estaba con el permiso de maternidad cuando acudí al llamamiento en septiembre; entonces cuando me incorporé en diciembre ya no tenía los nueve meses trabajados", asegura esta maestra de inglés.

Marta es otra de las afectadas. Aunque, en su caso, le faltan solo tres días para computar los nueves meses que exige el acuerdo para que un interino tenga derecho este año a cobrar julio y agosto. Marta, maestra de infantil, fue madre en junio del año pasado y se incorporó a finales de septiembre. "Entonces - nos cuenta - ya no había vacantes y tuve que coger una sustitución". Según Marta, un alto cargo de la consejería de Educación les reconoció que la Administración había cometido un error con su caso aunque las remitió a la vía de los recursos por lo que han presentado la correspondiente reclamación y les toca luchar por lo que es justo.

 

 

Cifuentes deja sin paga de verano a tres interinas por ser madres
Regresar al inicio