Si Blesa inventó la estafa de las preferentes para dilapidar los bolsillos de los ahorradores ahora Bankia cobra 96 euros por cada cliente que fallece.

La muerte de los ciudadanos también es un negocio para la entidad rescatada con dinero de todos los españoles. Por supuesto, sin informar a sus clientes y con la siempre connivencia del Banco de España.

Lo explica claramente Aurora tras el fallecimiento de su padre quien ha abierto un petición ciudadana para intentar revertir esta situación que, no es sólo de mal gusto, sino que demuestra una nula sensibilidad y solidaridad.

Mi padre era cliente de Bankia y murió de cáncer

“Mi nombre es Aurora y mi padre falleció el verano pasado de cáncer. En el momento de realizar los trámites con los bancos,  mi madre acudió a Bankia a comenzar con las gestiones necesarias ante un fallecimiento.

Le indicaron que para poder tener acceso a su dinero tenía que firmar un documento de expediente de testamentaria. Mi madre, nerviosa y afectada por el fallecimiento de su marido aceptó pagar los 96€ de comisión por dicho expediente. La sorpresa llegó cuando al acudir a otras entidades donde tenían parte de sus ahorros, el resto de entidades no cobraba por dicha operación.

Bankia cobra 96 euros a la familia de cada cliente muerto ¡Después de las preferentes, nueva estafa bancaria!
Regresar al inicio