Muchos muertos que resucitan, algunos nunca lo hacen pese a disfrutar de sus botines en paraísos fiscales mientras dejan cientos de miles de vidas destrozadas en el camino, esto no es México ni Mozambique, esto es España señores.

Francisco Paesa, el espía que fue hombre para todo en las penumbras del Estado, es una persona que prefiere pasar desapercibido, incluso por muerto. Pero no. Ya con 80 años, su vida sale a la luz con El hombre de las mil caras y él mismo posa para la portada de la revista Vanity FairEl hombre al que se dio por muerto en 1998 cuenta su versión sobre la fuga y el paradero de los dineros de Luis Roldán (exdirector general de la Guardia Civil) y casi se ríe de su falso fallecimiento: “No es que me viniese mejor, es que me daba igual. Ah, ¿que estoy muerto? Bueno, pues estoy muerto, ¿y qué?”.

 

La revista de Condé Nast ha entrevistado en exclusiva a Paesa en París, donde fue avistado en 2004, más de seis años después de fingir su muerte mediante un ardid: su hermana publicó en julio de 1998 una esquela en EL PAÍS con el fallecimiento del agente secreto. En Tailandia.

Pero el caso es que él se fue de España en 1998, cuando fue abierta contra él una causa separada como consecuencia del llamado caso Roldán, supuestamente por haber colaborado en la ocultación de los 10 millones de euros que logró salvar el exjefe de la Guardia Civil de sus cuentas suizas y que se había llevado de comisiones por obras de las reformas de los cuarteles de la Guardia Civil y de fondos reservados. Pero esa causa contra Paesa está archivada.

En la entrevista confiesa que ese fue "el otro motivo" de que pusiera pies en polvorosa.

Para conocer más sobre Francisco Paesa pincha aqui

El Espía Francisco Paesa resucitó cuando lo cazaron unos periodistas dándose la gran vida ¿os acordáis?
El Espía Francisco Paesa resucitó cuando lo cazaron unos periodistas dándose la gran vida ¿os acordáis?
Regresar al inicio