Mariano Rajoy tiene a su padre viviendo en La Moncloa con atención especializada las 24 horas a costa de los ciudadanos mientras 421.000 dependientes esperan alguna ayuda.

El coste de mantener al padre de Rajoy en La Moncloa

¿Qué pasaría si Mariano Rajoy cobrara 270 euros mensuales para atender a su padre y le hubieran expulsado de la cotización a la Seguridad Social? ¿En qué situación viviría como cuidador? ¿Cómo viviría la persona con dependencia?.

Por suerte para Mariano Rajoy y para su padre, es presidente de Gobierno y Mariano ha aprovechado esta circunstancia para llevarse a su papá a vivir a La Moncloa donde paga con dinero público la atención especializada de su padre las 24 horas del día con un coste de más de 5.000 euros al mes a los españoles mientras 421.000 dependientes esperan sus ayudas a la dependencia. 

Mariano Rajoy Sobredo padre del presidente del Gobierno vive con su hijo y su familia en La Moncloa con todos sus gastos de manutención cubiertos y donde además goza de la asistencia y de los cuidados día y noche de dos personas contratadas por Presidencia. El resto de ciudadanos solo puede recibir cuidados de algún familiar o durante unas pocas horas de ayuda a domicilio que el mismo debe contribuir a pagar.

Además el papá de Mariano, no es un pensionista de los que tienen que sobrevivir con 400 euros al mes, este señor cobra la pensión máxima concedida por la Seguridad Social a un funcionario jubilado (unos 2.890 euros al mes por 14 pagas) que se van limpios a su cuenta corriente pues tiene absolutamente todos los gastos cubiertos mientras viva en La Moncloa con su hijo.

Mientras tanto, más de 421.000 personas siguen esperando las prestaciones a las que tienen derecho según la Ley de la Dependencia a pesar de que ya son beneficiarios reconocidos.

Según los cálculos de la Asociación Estatal de Directoras y Gerentes de Servicios Sociales, más de 100.000 dependientes han fallecido esperando una ayuda que jamás ha llegado.

Más de 78.000 dependientes han perdido la prestación económica que recibía algún familiar para cuidarlos y quienes la mantienen han visto rebajada la cantidad tras la reforma que Rajoy impulsó en julio de 2012 nada más llegar al Gobierno. El máximo que puede percibir un familiar con un gran dependiente que necesita cuidados las 24 horas era de 387 euros. Incluso gracias a dicha reforma el gobierno dejó de pagar la cotización a la Seguridad Social de las cuidadoras, dejando a estas personas que tienen que afrontar el cuidado de un dependiente incluso sin el derecho a una pensión cuando se jubilen.

 

Suscríbete, comenta y comparte. ¡Gracias! :-)
Síguenos en  FACEBOOK TWITTER
Regresar al inicio