Las constantes muecas, caras de desagrado y gestos de asesores del PSOE que se sitúan estratégicamente tras ella en la tribuna de invitados.

Teresa Rodriguez en su anterior escaño. Paco Fuentes

Teresa Rodriguez en su anterior escaño. Paco Fuentes

Durante cada intervención de Teresa Rodriguez en la Cámara andaluza, se pueden observar entre el grupo de personas que ocupan la tribuna de invitados (asesores del PSOE y empleados públicos en su mayoría), muecas, caras de desagrado, gestos ridiculizando sus palabras... 
 
Por este motivo ha decidido cambiar su escaño en el Parlamento y desde el pasado jueves, en el ángulo de grabación que la enfoca solo aparecen sus compañeros diputados.
 
"Me encantan las caritas de los asesores del PSOE que pleno tras pleno se colocan detrás de mí en el plano para poner caritas. Muy grandes", escribió Teresa Rodríguez en su cuenta de Twitter en abril para dar a conocer esta situación que el PSOE por su parte, niega rotundamente. "Es totalmente falso. Denota la obsesión de Teresa Rodríguez por la imagen. Debería de estar más obsesionada por el fondo y que haga cosas por Andalucía", informan fuentes socialistas respecto a este caso, que se repite en cada pleno desde el principio de la legislatura, según Podemos. "Eran hechos inadmisibles en el Parlamento. Gesticulaban de forma irrespetuosa y maleducada", según David Moscoso, coordinador del grupo parlamentario de Podemos en Andalucía.
 
Según Podemos, un grupo de asesores, miembros de juventudes y funcionarios del PSOE acuden a primera hora de las sesiones para ocupar los sitios más visibles para la cámara de televisión que enfoca a la líder de Podemos en el Parlamento durante sus intervenciones, de este modo se aseguraban de salir en el plano tras la coordinadora y boicotear sus palabras. "En un principio pensábamos que esto no era posible, que era demasiado increíble, pero con el tiempo hemos visto que era una dinámica repetida y nos lo ha comentado incluso más gente del Parlamento", informan fuentes de Podemos.
 
"Lo preocupante es que tenemos identificados a los que eran, y muchos son empleados públicos que deberían de estar haciendo su trabajo. Nos parece muy cutre que estén ahí en lugar de en sus puestos. Tenemos imágenes reiteradas de esas personas que después entran en los despachos y de miembros de juventudes socialistas", asegura David Moscoso y añade, "El escaño que ocupa ahora es el único lugar donde se libra de una situación deshonrosa y mamporrera".
 

Suscríbete, comenta y comparte. ¡Gracias! :-)

Síguenos en  FACEBOOK TWITTER

 

 
Regresar al inicio