Una supuesta trama corrupta en el Ministerio del Interior habría amañado la adjudicación del contrato para la gestión de datos de las elecciones europeas de 2014 y las autonómicas y las municipales del pasado mes de mayo, según el informe que Policía Nacional y Guardia Civil han enviado a la Fiscalía General del Estado.

Interior manipuló los resultados de las últimas elecciones

Según las investigaciones al menos uno de los tres funcionarios supuestamente implicados, cambió los pliegos de condiciones para favorecer a Base 100, la empresa en la que trabaja un familiar suyo en primer grado y el mismo, parece tener intereses comerciales.

L.F.P.G. (iniciales del funcionario), fue hasta el pasado mes de mayo vocal asesor de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones en la Subdirección General de Política Interior y Procesos Electorales del ministerio de Interior desde donde podía influir en la redacción de los pliegos de condiciones y orientar la selección de las compañías candidatas.

El principal acusado había enviado información privilegiada a la multinacional francesa de servicios tecnológicos Atos sobre los requisitos que debían cumplir las compañías que quisieran optar al contrato del Ministerios del Interior para el recuento de las elecciones generales. Su objetivo era que esa compañía llegara a una alianza con Base 100, de menor tamaño, para concurrir a la licitación de manera conjunta.

Este fraude se detectó a tiempo y los pliegos se redactaron de nuevo, pero la trama sí habría influido en el concurso para el recuento de las elecciones europeas de 2014 y los comicios municipales y autonómicos de mayo de 2015, en los que se detectaron irregularidades técnicas después del cierre de los colegios electorales.

 

Suscríbete, comenta y comparte. ¡Gracias! :-)

Síguenos en  FACEBOOK TWITTER

Regresar al inicio