El Partido Popular ha conseguido incluso revivir el bipartidismo asociandose con el PSOE para elegir las presidencias de las comisiones de investigación sobre la presunta financiación ilegal del PP.

El PP dispuesto a todo para evitar que se investigue su financiación irregular

Si no paralizan la comisión de otro modo, el Partido Popular empezará en el Senado donde tiene mayoría con los trabajos de la comisión de investigación del financiación de todos los partidos que ya tenía preparada para utilizarla como moneda de cambio, Martínez Maillo dejó caer como una amenaza para los socialistas que podrían llamar a la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, a declarar en la comisión del Cámara Alta.

Los populares intentaron en un primer momento poner al frente de la comisión de investigación a portavoz del PdeCat en el Congreso, Jordi Xuclá, pero ante la falta de acuerdo entre todos los grupos políticos, PP y PSOE impusieron con su mayoría como presidenta de la comisión que investigará el expolio de las cajas de ahorro a la diputada de Coalición Canaria, Ana Oramas y en un pacto cerrado en el último momento, colocaron al parlamentario Pedro Quevedo de Nueva Canarias como presidente de la comisión que investigará la financiación irregular del PP.

El resto de los grupos, duda de la capacidad de Quevedo para llevar una comisión de tanta importancia y en la que va a sufrir fuertes presiones por parte del PP con el que ha firmaddo hace muy poco un acuerdo para que se aprueben los Presupuestos Generales del Estado.

No seria la primera vez que populares y socialistas utilizan su mayoría para evitar que una comisión de investigación consiga hacer su trabajo, solo hay que recordar los acuerdos entre PSOE y PP para evitar que la comisión de la policía política consiguiese avanzar lo más mínimo gracias a las trabas puestas por uno y otro partido.

 

 

Suscríbete, comenta y comparte. ¡Gracias! :-)

Síguenos en  FACEBOOK TWITTER

Regresar al inicio