La fundación Amancio Ortega aportó 320 millones de euros para la compra de equipos relacionados con el tratamiento oncológico. El ostentoso donativo ha causado divisiones de opinión en la sociedad española. Por supuesto, pacientes oncológicos encuentran el donativo, como un aporte milagroso para su enfermedad, aportando la asistencia requerida por este tipo de pacientes en los centros de salud. Por otro lado, diversos críticos exponen que no hay que aceptar estos donativos porque supuestamente son realizados para desgravar impuestos Lo cierto es que semejante donativo beneficiará a Andalucía, la cual será innovadora en el tratamiento oncológico, ampliando la capacidad de la sanidad pública andaluza en un futuro próximo.

Esperemos que se piense más en los pacientes y menos en gilipolleces políticas. Son los pacientes los que deberían decidir si la aceptan o no.

DONACIÓN MULTIMILLONARIA DE AMANCIO ORTEGA A LA SANIDAD
Regresar al inicio