Una cosa es el mensaje "todos con Pedro" que quiere dar la perdedora de las primarias del PSOE y otra muy distinta, los hechos, los comentarios en privado y las maniobras que la presidenta de Andalucía ya está haciendo.

Susana no se rinde

En el Partido Socialista, están viviendo estos días una situación ya vivida anteriormente. El ambiente es el mismo que ya se vivió poco antes del 1 de octubre cuando se produjeron las 17 dimisiones por las maniobras de Pedro Sánchez para conseguir mantenerse como secretario general del PSOE. Durante esos días, los más destacados socialistas andaluces, decían una cosa en público y hacían otra muy distinta en privado, todo para mantener limpio el nombre de Susana Díaz con vistas a su designación como secretaria general del partido.

El ambiente sigue siendo igual de tóxico que antes de que los militantes designaran a Pedro Sánchez como secretario general humillando a una Susana Díaz totalmente segura y confiada en su victoria aplastante sobre el que sigue considerando un perdedor.

No ha dado tiempo a digerir la victoria de Sánchez ni a reorganizar las filas. Susana Díaz decidió la misma noche de su derrota la fecha del congreso regional de los socialistas andaluces que será en julio intentando de ese modo ganar tiempo antes de que el 40% de críticos que no la votaron puedan cerrar filas y presentarle enfrente a un candidato alternativo.

Susana ha intentado hacer creer en público que "arrimará el hombro", pero otra cosa son los hechos, los comentarios en privado y las maniobras de todas las partes, sobre todo de parte del "susanismo" que muestra preocupación ante lo que se avecina.

Díaz ha reunido a sus dirigentes provinciales y a la ejecutiva del PSOE andaluz y ha redoblado sus esfuerzos en Andalucía para hacer frente a una oposición que se "ha venido arriba" y está erosionando su mandato aprovechando su concentración en las primarias y ahora la derrota sufrida. El mensaje que intenta dar es claro, "arrimará el hombro", "se centrará en Andalucía" y "todos con Pedro". Otra cosa son sus planes y la visión de lo ocurrido el domingo de Díaz y su equipo, en la reunión de la ejecutiva regional del PSOE andaluz este martes, no hubo autocrítica ni se analizaron los resultados y el porqué de los mismos, solo se sacó la lectura de "hemos ganado en Andalucía". No se ha aceptado una derrota que le ha venido muy grande y no parece que la vaya a aceptar deportivamente.


 

Suscríbete, comenta y comparte. ¡Gracias! :-)

Regresar al inicio