España gracias a la política de recortar las energías renovables, ha perdido el primero de los arbitrajes internacionales y ha sido condenada a pagar 126 millones de eurosQuedan otras 26 demandas.

El exministro Soria ha dejado una herencia impagable a España.

El exministro Soria ha dejado una herencia impagable a España.

España ha perdido el primero de los arbitrajes internacionales ante la Corte Internacional de Arreglo de Diferencias del banco Mundial (Ciadi), por los recortes que el Gobierno viene aplicando desde 2010 a las energías renovables. En esta primera condena, el Estado ha sido condenado a pagar una multa de 128 millones de euros.

El laudo notificado a las partes, da la razón a la firma britanica Eiser Infrastructure Limited y su filial luxemburguesa Energía Solar Luxembourg asesoradas en el proceso por la firma Allen & Overy. El ministerio ha anunciado que estudiará esta sentencia con vistas a interponer un posible recurso.

La demanda fue interpuesta ante el Ciadi por Eiser en diciembre 2013. Cuando realizó las inversiones en España, Eiser era socio de Elecnor y de la firma de ingeniería Aries.La firma un 36,95% en Aries Solar Termoeléctrica (Aste), que posee dos plantas termosolares de 50 megavatios (MW) en Alcázar de San Juan (Ciudad Real), así como el 33,83% de Dioxipe Solar (Astexol), que desarrolla otra planta termosolar de 50 MW en Badajoz. 

La inversión en estas centrales era de 935 millones de euros y se acometió en 2007, el mismo año en el que se aprobó el real decreto 661/2007 que provocó un rápido despegue en las inversiones en renovables en España. Pero este sector se vio sometido a fuertes recortes retributivos comenzando el primero de ellos a finales de 2010 con el PSOE aún en el poder y el último en 2013 con la reforma del sector eléctrico llevada a cabo por el Gobierno del PP.

Este fallo del Ciadi supone el primero de los reveses que se esperan en los tribunales internacionales contra España que acumula otras 26 demandas en el Ciadi, dependiente del Banco Mundial interpuestas por inversores internacionales (los inversores nacionales no pueden acudir al tribunal internacional de arbitraje), por los recortes aplicados a las energías renovables.

Con esto, las compañías eléctricas españolas se salieron con la suya en su momento garantizándose su oligopolio a cambio de guardar puestos en consejos de administración con sueldos estratosféricos a políticos afines,

La multa la pagaremos los ciudadanos, esta y las que se avecinan.

 

Suscríbete y entérate antes que nadie de nuestras noticias. ¡Gracias! :-)

Regresar al inicio