Las personas grandes, honradas y decentes no llegan a gobernar porque es la única manera de explicar que en este país no votáramos a Julio Anguita y solo vayamos alternando votos a PPSOE y PSOEPP, ambos salpicados de casos de corrupción y sinvergüenzonería.

Julio Anguita, el único político español que ha renunciado a su pensión vitalicia
Regresar al inicio