Los mossos d´Esquadra sorprendieron al exalcalde con la cara cubierta y armado con dos cuchillos y un spray de defensa.

Encuentran al exalcalde de Sant Andreu de Llavaneres, armado en el garaje del funcionario que lo denunció

Según han informado fuentes policiales, una patrulla de los Mossos d´Esquadra observó a un individuo con actitud sospechosa delante de un aparcamiento del distrito barcelonés de gracia. Al proceder a su identificación, resultó ser Bernat Graupera (Unió), exalcalde de Sant Andreu de Llavaneres (Barcelona) que iba armado con dos cuchillos, un spray de defensa y la cara semicubierta. El aparcamiento resultó ser el del funcionario que lo denunció por mobbing. Mientras lo estaban identificando, salió el funcionario que explicó a los agentes que ya se había encontrado las ruedas de su coche pinchadas y contó que el político ya había sido condenado por hacerle mobbing cuando trabajaba en el Ayuntamiento en el que Bernat Graupera fue alcalde de 2007 a 2014.

Regresar al inicio