El 39,5% de lo que ganan los españoles se destina a pagar IRPF y seguridad social y del 60,5% que queda hay que restar el 21% de IVA.

Cristobal Montoro

Cristobal Montoro

La tasa es 3,5 puntos superior a la media de la OCDE, que es del 36%, según el estudio Taxing Wages 2017. En 2016 España aumentó la carga sobre los salarios en 0,09 puntos por la subida del impuesto sobre la renta.

En 2016 el 39,5% del salario de los trabajadores españoles se destina al pago de IRPF y cotizaciones a la seguridad social, mientras que la media de la OCDE es del 36% según el informe Taxing Wages.

    Mientras que en los paises que forman la OCDE la carga fiscal sobre los salarios se redujo en 0,07 puntos respecto a 2015, en España esta carga aumentó en 0,09 puntos por el aumento del impuesto sobre la renta. El IRPF, supuso un 11,6% del salario, las cotizaciones sociales que pagan las empresas el 23% y las que pagan los trabajadores un 4,9%, un 39,5% en total.

    Además, al 60,5 que en teoría queda en el bolsillo de los trabajadores, hay que restar el 21% de IVA que se paga por cada producto o servicio.

    Regresar al inicio