Dos millones de euros; o si se prefiere, 1.950.000 euros, es la cantidad conocida que destinó María Dolores de Cospedal, siendo presidenta de Castilla-La Mancha, para pagar los cheques de su capricho de la organización de las dos cumbres internacionales del vino celebradas en Toledo en 2013 y 2014, según los datos dados a conocer por el actual Ejecutivo dirigido por el socialista Emiliano García-Page, que, en palabras del portavoz de su Gobierno, Nacho Hernando, sólo en la primera edición (otoño de 2013),”tuvo un déficit de 955.000 euros, ya que los gastos fueron mayores a un millón de euros y los ingresos ni siquiera llegaron a los 105.000 euros”Dos millones de euros; o si se prefiere, 1.950.000 euros, es la cantidad conocida que destinó María Dolores de Cospedal, siendo presidenta de Castilla-La Mancha, para pagar los cheques de su capricho de la organización de las dos cumbres internacionales del vino celebradas en Toledo en 2013 y 2014, según los datos dados a conocer por el actual Ejecutivo dirigido por el socialista Emiliano García-Page, que, en palabras del portavoz de su Gobierno, Nacho Hernando, sólo en la primera edición (otoño de 2013),”tuvo un déficit de 955.000 euros, ya que los gastos fueron mayores a un millón de euros y los ingresos ni siquiera llegaron a los 105.000 euros”

Cospedal se gastó en una cumbre dos millones de euros en vinos
Regresar al inicio