La Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil ha remitido al juez del caso Rato un informe estremecedor sobre las actividades de Rodrigo Rato mientras ocupaba cargos en el Gobierno.

Brutal informe de la UCO sobre el ex vicepresidente del Gobierno Rodrigo Rato

Mientras estaba en el Gobierno, Rato se encargaba de que se contratara a sus empresas.

 

La Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil ha remitido al juez del caso Rato un informe estremecedor.

Según la UCO, el propio Rato ordenaba desde su despacho del Ministerio a las empresas participadas por el Estado que contratasen con las sociedades suyas y de su familia.

El informe pone de manifiesto que la compañía familiar Cor Comunicación ingresó 30 millones de euros durante el gobierno de Aznar, pero esta cifra creció hasta los 82 millones de 1998 a 2013 incluso siendo Rato director general del FMI en Washington.

A los delitos fiscales de los que le acusa la Agencia tributaria, el blanqueo de capitales con ingresos procedentes de empresas privatizadas y sociedades "offshore" hay que sumar ahora que Rodrigo Rato utilizaba su cargo de vicepresidente del Gobierno para obligar a contratar a empresas participadas por el Estado la publicidad con su empresa Cor Comunicación, esta empresa incluso consiguió una comisión del 3% por intermediar en la compra de unos inmuebles en Zaragoza por parte de Azucarera, esta comisión supuso 104.508 euros sin que fuese necesaria su participacion tal como reconocen directivos de la parte vendedora y la compradora. Este dinero se transfirió a empresas directas de los Rato.

 

Vicente de la Calle, que fue presidente de Azucarera Ebro, ha declarado a la Guardia Civil que el propio Rato le llamó desde el Ministerio le dijo que tenía que contratar a Cor Com unicación y así lo hizo pese a que el Estado tenía una participación minoritaria en Azucarera pues fue Rato quién designó a de la Calle como presidente y después a su sucesor, José Manuel Fernández Norniella.

El caso de Azucarera solo es uno más entre las empresas participadas por el Estado en la época que debían contratar con empresas de la familia Rato por la influencia directa del ex ministro Rodrigo rato. Cor Comunicación no se presentaba de manera ordinaria para conseguir las contrataciones, siempre venía a través de los presidentes de las compañías que habían sido nombrados por Rato.

Logista, Tabacalera, Altadis, Paradores, Aldeasa, Endesa..., todas estas empresas "inician su facturación cuando rato ostenta un alto cargo en el Gobierno" y tenían impuesto contratar con Cor Comunicación, la empresa creada opacamente por Rodrigo Rato en pleno proceso privatizador del Estado en 1997.

En Aldeasa, la directora de márketing, María Ángeles Carsi, denunció que la obligaron a contratar con Cor Comunicación, según testificó, la empresa era un "compromiso del presidente de Aldeasa y que tenía que contratar con ellos".

 

La UCO recuerda que Rato está acusado como presidente de Bankia de corrupción y de haber incurrido en abuso de poder aprovechándose de contratos publicitarios del banco. Señalan que pudo actuar como comisionista previamente cuando era ministro. El poder que tenía Rato para nombrar presidentes era determinante, según la UCO. Como ejemplo pone el testimonio de Pedro Ferreras, presidente de la SEPI en la época que relata que el entonces ministro de Industria Josep Piqué, quería al frente de Endesa un profesional sin perfil político, pero que el Gobierno impone a Rodolfo Martín-Villa. El grupo Rato facturó desde entonces un total de 61,9 millones de euros a Endesa. "Esta unidad no consigue comprender cómo se llegó a contratar a Cor en virtud de su experiencia y cómo fue posible facturar unas cantidades de dinero tan alejadas de las que finalmente se transferían a las cadenas radiofónicas",agrega el informe.

 

En Aldeasa se da la curiosidad de que había representantes de la familia Rato en ambos lados de la contratación. Según el informe, Aurora Rato, sobrina de Rodrigo Rato, llamó a Cor Comunicación para contratar sus servicios. Ella había sido ascendida a jefa del área de márketing en Aldeasa con 27 años y dos años después fue promovida a subdirectora del área sin pasar por ningún proceso de selección. La directora de márketing de Aldeasa, María Ángeles Carsi, testificó ante la UCO que la sobrina de Rato "no tenía competencias suficientes para desempeñar ese cargo y que esta deficiencia era conocida por la dirección, siendo por ello que la jefa directa de Aurora pidió a María Ángeles que la formara". Según su testimonio, ni siquiera tras el periodo de formación logró reunir las competencias necesarias, pero era "una protegida". Finalmente Aurora Rato dejó la compañía en diciembre de 2004 en coincidencia temporal con la caída del presidente, José Fernández Olano que fue nombrado por Rato.

 

Suscríbete, comenta y comparte. ¡Gracias! :-)

Regresar al inicio