En Ibiza, los dueños de un grupo de mansiones privadas, han privatizado tramos de costa que han vallado con alambradas con cuchillas, conocidas como concertinas.

Alambradas con cuchillas para apropiarse de las playas en Ibiza

En la zona de Porroig, en San José (Ibiza), los dueños de un grupo de mansiones privadas, han decidido por su cuenta privatizar un tramo de costa construyendo accesos a la playa que han vallado con alambradas con cuchillas, conocidas como concertinas.

Esta invasión de terrenos de dominio público ha sido denunciada por un grupo de excursionistas después de encontrarse cerrado un buen tramo de costa.

Los excursionistas hicieron un buen número de vídeos y de fotografías en las que se puede ver como los propietarios de estas mansiones, han construido caminos, escaleras de hormigón desde las mansiones hasta la orilla del mar y han cerrado todos los accesos a las playas con vallas metálicas y alambradas con cuchillas. Todo esto sin contar con los permisos necesarios que tampoco podrían obtener con la Ley española que declara todas las playas como terrenos de dominio público a los que no se puede impedir el acceso.

Para apropiarse de estos terrenos y de la playa, han realizado grandes movimientos de tierra y arrasado toda la vegetación, en las imágenes se pueden ver los troncos cortados de sabinas.

El camino que hasta ahora era un acceso público, amaneció rodeado de carteles de propiedad privada, puntos de luz e incluso cámaras de vigilancia que se movían siguiendo los pasos de los excursionistas.

Además, al pie de las vallas metálicas que cierran los accesos se han colocado alambradas con cuchillas lo que supone un peligro para cualquier persona o animal que pase por la zona pudiendo provocar graves heridas.

Los excursionistas han puesto los hechos en conocimiento de la Guardia Civil y de la Demarcación de Costas del Ayuntamiento de San José y además han solicitado una reunión con el conseller insular de Medio Ambiente, Miquel Vericad quién ha comentado en sus redes sociales: "Me parece increíble, acabaremos con esta impunidad", "tenemos que acabar como sea con esta gente que odia nuestra isla".

María José Estarellas, una de las excursionistas, que no pertenece a ningún partido político ni asociación ecologista, dice estar "cansada" de los constantes "atropellos que se cometen" en la costa de Ibiza y quiere saber cómo pueden "actuar ante la usurpación y privatización de zonas públicas", ya que no se trata de un chalet en concreto, sino que lo están haciendo todos.

Ya el pasado mes de agosto, muchos bañistas de Cala Compte denunciaron ante la Guardia Civil el cierre de los accesos a la playa junto a una mansión de lujo. Los propietarios se apropiaron de la zona de dominio público para colocar hamacas y además habían contratado seguridad privada para atemorizar y expulsar a los bañistas que se acercaban a esta zona.

 

Suscríbete, comenta y comparte. ¡Gracias! :-)

Regresar al inicio