El machismo también tiene su escaño en el Parlamento Europeo. El polémico eurodiputado polaco Janusz Korwin-Mikke, conocido por sus comentarios racistas, sexistas y antisemitas, ha defendido este miércoles en la Eurocámara que las mujeres deben ganar menos porque son inferiores a los hombres, un comentario que ha provocado un encontronazo con la parlamentaria socialista española Iratxe García.

"¿Sabe usted qué papel ocupaban las mujeres en las Olimpiadas griegas? La primera mujer, ya se lo digo yo, ocupó el puesto 800. ¿Sabe usted cuántas mujeres hay entre los primeros cien jugadores de ajedrez? Se lo diré: ninguna. Por supuesto que las mujeres deben ganar menos que los hombres porque son más débiles, más pequeñas, menos inteligentes", dijo ante el pleno de la Eurocámara Korwin-Mikke, europarlamentario independiente desde 2014.

Su comentario de ayer no es un caso aislado. El eurodiputado de extrema derecha, casado tres veces y con ocho hijos, tiene una merecida fama de provocador que le ha costado ser sancionado dos veces por el Parlamento Europeo a causa de sus discursos racistas y ofensivos: en 2012 por sus comentarios contra los negros y en 2015 por entrar en el pleno haciendo un saludo nazi, lo que le costó una suspensión de sueldo de 10 días y una multa de 3.000 euros.

Su extenso historial de exabruptos no acaba ahí: ha llamado a los refugiados “basura humana”, lamenta que las mujeres tengan derecho a votar porque tienen menos conocimientos de política que los hombres, pone en duda las denuncias por violación y cuestiona que Hitler estuviera al corriente de los planes para exterminar a los judíos.

Un eurodiputado polaco GILIPOLLAS dice que las mujeres deben ganar menos porque son más débiles y menos inteligentes
Regresar al inicio